miércoles, 7 de noviembre de 2012

COMO DESEEIS




Ese hotel que tanto nos gustó hace tiempo, esta mas cerca de tu oficina que de la mía. Te pasaría a recoger y juntos iríamos a visitarlo de nuevo. El tráfico se vuelve insoportable cuando sabes que algo te espera, cuando la impaciencia hace que tus músculos se tensen y los nervios se eleven a flor de piel. Miras con mil ojos a ambos carriles, izquierda, derecha, centro de nuevo y allí estas, tan hermosa como antes, quizas mas, observando despistada cada coche que te encuentras, mirando el reloj, llego tarde como siempre.

Subes de una manera grácil, tu perfume inunda el ambiente y tus piernas atrapan mi mirada. Te doy dos besos y una sonrisa se abre paso entre tus labios carnosos. Tienes la misma risa contagiosa y que tanto he añorado.

-Habitación 313 señor-. Coincidencia? seguramente si. Abandonamos la recepción en busca de los ascensores. Nos miramos furtivamente, esquivándonos, con miedo a ser descubiertos, nos rozamos con cuidado, un simple gesto, un movimiento al pulsar el botón del ascensor, este juego agita mi respiración de una manera incontrolada, lo notas, sonríes.

-Malditas tarjetas de cartón- entras detrás de mi y la puerta se cierra a tu paso. Dejo mi abrigo colgado en una percha sujeta a la pared y me quedo paralizado viendo como tu vestido resbala por tus piernas. Te acercas a mi, empiezas a desabrochar mi camisa mientras te entretienes dibujando eses sobre mi pecho. Bajas hasta mi cintura desabrochándome la hebilla del cinturón, tus labios a escasos centímetros de los míos, tus mirada fija en mi y el botón del pantalón que escapa de su sitio provocando que mi  respiración se entrecorte todavía mas. 

Te agarro fuerte, intento besarte y de un fuerte empujón que me dispara contra la puerta me arrancas de ti, diciéndome que no con la cabeza. Me arrastras a la cama y terminas de desnudarme. Empiezas a acariciarme con tus manos, recordando mi cuerpo, memorizándolo nuevamente, saboreándolo con tu lengua que deja un rastro húmedo y frío sobre mi piel. Te incorporas para que vea como terminas de desnudarte, para que te aprecie como mereces y recuerde la suerte que tengo de estar aquí en este preciso momento. Vuelves de nuevo, tus piernas se entrelazan a las mías, tu pecho se inflama al sentirme, tus ojos se pierden en el techo y mi lengua dentro de ti.

Con un rápido giro me tienes a tu disposición, me observas desde arriba y me deslizo dentro de tu cuerpo. No hay sensación mejor en esta vida que esta que me estas dando. Me incorporo para abrazarte obligándote a rodearme con tus piernas. Te aprisiono entre mis brazos, me aprisionas entre tus piernas, tus dedos se pierden en mi pelo, inesperadamente tiras de él con fuerza, obligándome a echar la cabeza hacia atrás, dejando mi boca expuesta a tus besos transformados en mordiscos que devoran mis labios saciándote. Sangre y sexo se mezclan en mi boca mientras tus caderas se mueven violentamente sobre mi. Te corres entre gemidos y gritos, entre sollozos de asfixia, reflejos de ansia y olor a sal.

Apenas unos minutos transcurren cuando te veo salir del baño vestida. Perplejo te sigo con la mirada y observo como, desafiante, introduces tu ropa interior dentro de mi abrigo dedicándome unas palabras;

-Ahora, escribe esto-

Tras mucho pensarlo, no puedo hacer otra cosa que repetir lo que te dije dos segundos después de que la puerta se cerrara:

-Como deseéis-





8 comentarios:

  1. Oh.
    Muy bueno.
    Qué subidón de temperatura... como si hubiera estado allí, oiga ;)

    ..ay!

    ResponderEliminar
  2. Muchas (y sinceras) gracias.

    Yo tuve que ducharme después de escribirlo como muestra la fotografía.

    ResponderEliminar
  3. Imaginas bien, y eso me hace pensar que el relato no ha pasado idiferente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, amigo, muy sensual. No recomendable leerlo en épocas de "hambruna", eso sí. xD

    PD: Con motivo del 5º aniversario de mi blog he hecho un concurso de acertijos musicales, quizá te apetezca echar un vistazo. Click aquí. ;-) Igual lo encuentras difícil (desconozco tu edad y gustos musicales xD), así que no te sientas en nada obligado, pero por probar... :P

    ResponderEliminar
  5. Estoy en ello, he descifrado unas cuantas pero me quedan todavía. Ahora esto y la noticia de que Blur se juntaban de nuevo 20 años después, me ha hecho sentirme mayor

    ResponderEliminar
  6. Uy, esta entrada no la había leído. Guauuuuu! Muy muy... vamos, que a mí también me ha subido la temperatura. Muy buena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste y de provocar esa sensación que es lo que pretendía.
      Entradas cómo estás son necesarias, sobre todo ahora que nos va a subir la luz y hay que ahorrar en calefacción.
      Muchos besos.

      Eliminar