domingo, 30 de junio de 2013

ESTRENANDO PIES

En esta vida se producen acontecimientos curiosos, que por mas que se repiten, dejan una sensación a la que no logro acostumbrarme, entre perplejo y sorprendido, que hace preguntarme como es posible que en estas condiciones haya llegado hasta aquí, y es que después de treinta y muchos años o cuarenta y pocos caminando, de repente un día acabo dándome cuenta de que no tengo pies. 

Lo sentí cuando aquello que tan bien me hacia sentir, de buenas a primeras, se acabo, la última vez que me casé, al ver a mi primera hija, cuando dejé toda mi vida para recorrer medio país para empezar otra nueva, y por supuesto, tras descubrir que, después de botellas de vino, de risas durante las cenas, de nacimientos y osos panda en forma de peluches, la amistad es efímera y se pierde como lágrimas en la lluvia.

Así que, aquí estoy, estrenando pies, pero eso si, estos con cinco dedos cada uno para pisar firme y a ver si, de una vez por todas, dejo de hacer el capullo.


16 comentarios:

  1. ¿Qué? Que a ti tb dejaron de sujetarte lo que tú pensabas que eran tus pies, ¿no?
    Sí, lo mío fue más bien que el suelo donde pisaba empezó a moverse de tal manera, que no había manera de mantener el equilibrio... Y sí, tb por alguna que otra amistad que no lo era tanto.
    Ufff, no quiero volver a pasar por aquello.

    Espero que tus nuevos pies sean "los definitivos". Monos son... Y tienen una pinta de estar rebozaos de glucosa que pa qué...
    jajajajajaja

    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  2. Ni yo me imaginaba que esto podia pasar. En fin, como consuelo dire que me ha ensenado muchas cosas, pero esta ultima leccion ha sido la mas valiosa.
    Los pies tienen un fallo, que son los dos derechos y temo que lo unico que consiga sea dar vueltas. Eso si, por lo menos 200 calorias cada uno con los enlaces parriba.

    Para ti que sea gordo entonces!!!

    ResponderEliminar
  3. Igual no puedes bailar, pero el aprendizaje no tiene precio. Aunque mejor que eso no te impida seguir transitando amigos o quereres. Que las cosas nunca son iguales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estaba esperando el dia que te decidieras a dejar tu huella por aqui.
      Seria lo suyo pero es inevitable que me afecte. Nos vamos erosionando poco a poco y cambiamos amistad por precaucion.
      Y un beso.

      Eliminar
    2. Ay, es que soy un poco desastre y dejé de visitar blogs a cambio de una vida con careta... pero ya te tengo ;)
      Abrazos

      Eliminar
    3. La careta la llevamos todos de una forma u otra, y si no, aunque no te lo creas, te dire en secreto que mi verdadero nombre no es aquellonoerayo.
      Y besos.

      Eliminar
  4. Oye.. pues yo sí me llamo Lady Tea... me casé con Lord Tea y heredé el apellido y el título...jajajaja

    Vale..me rindo.. he leído 3 veces la entrada (de vez en cuando yo entraba y la leía.. alguna de las veces 2 veces) y todas las veces he pensado ¿que c--o le pongo si es que no me he enterado de ná?.. que sí.. lo de irse lejos, el matrimonio.. vamos, cosicas sueltas pero la esencia.. ni 'papa'..
    ¿has sido un capullo?... jolín, pues voy a tener que dejar de seguirte en el blog sintiéndolo mucho.. porque los capullos me gustan mucho pero jolín es que ... eso dueleeeeeee... jajajaja

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La entrada va de las sorpresas de la vida, que algunas son buenas y otras son bofetadas inesperadas ante las que solo queda levantarse y seguir.
      Permitame decirla sita Tea, que seria una tragedia que me abandonara en este oceano que forman mis letras, asi que por favor, siga pasandose que prometo reconocerselo como corresponde.
      Un saludo a su sin duda afortunado, Sr. Tea. Y un timido aunque osado beso para usted.

      Eliminar
    2. Lord Tea murió... envenenado....
      lo enterré en el jardín...

      Eliminar
  5. No me esperaba menos de usted, de otra manera me hubiera decepcionado. En fin, brindaremos por su fortuna...quiero decir...por su memoria.

    ResponderEliminar
  6. Pues Aquello Noerayo, mucho has tardado en darte cuenta de que la vida tiene estos sin sabores, pero para aprender nunca es tarde, simplemente este hecho te avisa de que a la hora de elegir amistad no hay que precipitarse y bueno aún así puede uno de nuevo tropezar y caer.
    Que la recuperación no sea lenta, porque en el mundo estamos gente maravillosa. Y como dice mi amiga menchu, no estaría para ti y el/ella se lo pierde.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que no me diera cuenta, porque ya llevo unas cuantas, sino que no logro acostumbrarme a ese reves cuando pinta en bastos. Aunque esta vez me voy con la leccion aprendida.

      Feliz y acalorado fin de semana, y que no falten los besos!

      Eliminar
  7. Cariño, mejor con un pie pa' cada lao ¿no?

    Aún así seguro que cada paso es un disfrute.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, son los dos derechos, todo sea que coja al reves las rotondas.
      Eso si, disfrutar siempre, sobre todo de las cosas pequenas, asi que empezare por los meniques.
      Muchos besos.

      Eliminar
  8. PUES VAYA PIES TAN RICOS AUNQUE SEAN DERECHOS YA ES ALGO QUE NO SEAN DEL MISMO COLOR,MENOS ES NADA...SÍ UNO SE ACOSTUMBRA Y SE VUELVE MÁS CAUTO PERO YO ME SIGO PERDIENDO EN QUE SEA TAN EFÍMERO CUANDO NO HAY NI DETERIORO NI OCURRE NADA...Y DE LA NOCHE A LA MAÑANA ESA AMIGA QUE ERA UNA CASI INQUILINA EN TU CASA DESAPARECE.ESO SÍ QUE ENDURECE LOS CIMIENTOS,NO HAY OTRA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay algo pendiente que resolver, pero en este caso, lo desconozco, o es que la amistad no era lo suficientemente fuerte.
      Eso si, ha sido un nuevo recubrimiento de hormigon para los mios.

      Eliminar