lunes, 28 de abril de 2014

REMINISCENCIA

Ha vuelto a mí tu olor.
 
Ese olor a mis manos acariciando tu piel, recorriendo tu espalda, atrayéndote hacia mí, a tu sabor en mis labios, a sensualidad, a mujer.

A esa tarde en que me mostraste la belleza de tu cuerpo en el asiento de atrás, cubriéndote de miradas extrañas con mi cazadora para que sólo yo pudiera disfrutarla, a medio abrochar, con mis manos dentro y tus ojos sonriendo de forma pícara.

Hoy, al sacarla del armario, he podido comprobar que todavía huele a ti. Todavía huelo a ti.

viernes, 4 de abril de 2014

TODAS LAS CANCIONES HABLAN DE MÍ

Todas las canciones hablan de mi es el nombre del síndrome que ha sufrido cada uno de mis fracasos amorosos, que no fueron muchos, todo hay que decirlo, pero alguno cayó…, e incluso, yo mismo en alguna ocasión. Me estoy refiriendo a la situación que deriva de esa pérdida de contacto total que se produce tras el distanciamiento, y a la frialdad que trae consigo.

Este síndrome los hemos pasado todos porque, en mayor o menor medida, todos hemos amado o nos han amado siendo o no correspondidos, es en este caso cuando se produce, se pone tierra de por medio enfriando la relación y tomando distancia con la intención de hacer el menor daño posible a esa persona.

Aparece en el reencuentro tras un tiempo prolongado. Es esa sensación fría de uff, este seguirá enamorado de mí?, como lo debo tratar?, por si acaso mantendré la distancia… es como si tu evolucionaras, pero sin embargo, su vida se quedó estancada en el momento que te enteraste que quería algo más, ahí se paró,  y ya en cada encuentro comienzan las dudas del síndrome, como si nos hubieran jurado lealtad eterna, estaré siempre por ti, matando dragones si hiciera falta y a la espera de lo que dispongas…sin darnos cuenta, que realmente y lo más probable es que solo seamos un recuerdo más, y pasamos al olvido en unos cuantos meses.

Curiosamente, cuando nos enteramos de que no fuimos tan importantes como nos creíamos, se nos refleja en la cara la sonrisa de Isabel, esa que se te pone cuando estabas muy seguro de algo y descubres que no es así, pero de esto ya hablaremos más adelante.

Siempre puede quedar la amistad, algo realmente difícil de conseguir, así que tenedlo en cuenta si lo observáis, porque, en cualquier aspecto de la vida, no creo que sea bueno pensar que somos la última cocacola del desierto.