jueves, 5 de noviembre de 2015

DE PREMIOS Y SECRETOS: AQUELLONOERAYO

La autentica filosofía de Aquellonoerayo se explica perfectamente en el álbum PEDRÁ de Extremoduro.

Aquellonoerayo nació un domingo por la mañana, hará cerca de quince años ya, sino mas, en la que acto seguido de conseguir despegar los ojos, empezaron a ocurrir cosas que a día de hoy siguen antojándose inexplicables, y que a continuación relato.

Tras despertar, la primera sorpresa fue al verme en calzoncillos y con zapatos puestos, unos zapatos negros de ante que se llevaban por aquel entonces. Perplejo empecé a divagar, o mas bien intentar recordar, como se había producido tal hecho; me quité los pantalones, luego me puse los zapatos, me dormí y me levante a media noche o mañana para ir al baño y luego me deje los zapatos al volver a la cama, alguna chica me hizo girones el pantalón... tras descubrir que no era un hecho tan relevante en mi condición de seguir vivo salvo lo sorpresivo del asunto, y ver que la tercera hipótesis era ridícula, decidí dejar el tema y levantarme, procediendo a deambular por el pasillo con una bata de cuadros. Llegué a la cocina, abrí la nevera en busca de algún zumo de naranja reconstituyente, bebí directamente del tetra brick y procedí a entrar en el salón donde estaban los restos de mis compañeros de piso.

...unnnnmmmbzz días, y rebuscando en alguna cajetilla encontré un cigarro y me lo encendí.
-Que paaaaaasa? de que os reiiiiiisssss? (lease con deje típico del sur acentuado con resaca)
-De que nos vamos a reír, de la que organizaste anoche.
-yoooooooo? pue que hiiiiice.
- jajaja que hizo.


En la siguiente hora me fueron relatando como en mitad de la noche un individuo se creyó funambulista e hizo equilibrios sobre un elemento arquitectónico de un paseo cualquiera con los pantalones bajados hasta los tobillos. De como, este individuo, al ver pasar a una individua en cuestión, se cuadró dignamente intentando mantener el tipo, sin darse cuenta de que todavía estaba en calzoncillos. De como se juntó con otro ser para proceder a cantar El gallo Eduardo Montenegro, sin articular otra estrofa distinta al la la la. De como ese ser al ser preguntado por un tema en cuestión manifestó la siguiente frase: "en mi opinióooooonn aaaaggggggggghhhh" y procedió a vomitar. De como propagó deliberadamente su peculiar filosofía a todo ser viviente que se cruzaba por la calle. De como dijo "Ande tire" al taxista que le prohibió subir al coche con la copa en la mano. Y de como sus compañeros le tuvieron que meter en la cama, quitarle la ropa como pudieron salvo los zapatos por petición exclusiva del propietario de los mismos.

A día de hoy, este individuo sigue sin reconocer estos hechos. Sin embargo, muchas han sido las ocasiones en las que me he cruzado con alguien, y que ese alguien me manda recuerdos de un tercero al que no logro recordar, y al intentar recabar mas información, procede la siguiente frase "me dijo que te conoció tal noche de fiesta"